Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

CONSULTORIO JURÍDICO PARA INMIGRANTES V

02-11-2012

.- Soy dominicana y tengo tarjeta de familiar de comunitario por mi madre que tiene nacionalidad española. ¿Qué debo hacer para reagrupar a mis hijos de 16 y 19 años?

Con esa tarjeta, que ha obtenido por reagrupación, no puede a su vez llevar a término otra reagrupación familiar. Debería, si usted está trabajando, proceder al cambio de esa tarjeta por una autorización de residencia y trabajo. Si usted lleva más de un año con la tarjeta de régimen comunitario ahora le concederán la segunda autorización de residencia y trabajo e inmediatamente podría iniciar los trámites de la reagrupación familiar.

Sin embargo, debe tener presente que, al aplicársele la normativa general de extranjería, sólo puede reagrupar al hijo menor de 18 años. El mayor de edad, no obstante, podría venir a España por oferta de trabajo ya que en este supuesto, al ser hijo de una residente legal, no se tendría en cuenta la situación nacional de empleo. Esto es, la oferta se podría tramitar para cualquier clase de actividad aunque existieran españoles o extranjeros residentes en paro que la quisieran cubrir.

 

.- Me han concedido la nacionalidad española, ¿qué debo hacer para que se la concedan a mi esposa que vive aquí conmigo?

La nacionalidad no se transmite por matrimonio, sin embargo sí que su esposa, por ser casada con español, tendrá la ventaja de ver reducido a un año el plazo exigido de residencia legal. 

 

.- Soy boliviana y no tengo residencia. Quería pedirla por mi novio español, pero me han dicho que ya no se puede hacer. ¿Es cierto?

La normativa comunitaria que reconoce el derecho de la pareja de un español o nacional de la Unión Europea a que le concedan la tarjeta de familiar de comunitario no ha cambiado, pero según el lugar dónde usted esté empadronada es cierto que ahora no podría conseguir esa tarjeta.

En Cataluña las disposiciones legales establecen que dos personas pueden ser pareja de hecho de tres maneras:

- si demuestran que llevan dos años conviviendo.

- si tienen un hijo en común, aunque no lleven dos años juntos.

- si formalizan su relación de pareja en documento público ante notario, aunque no se cumplan ninguno de los dos supuestos anteriores.  

La legislación catalana no exige que la pareja constituida se inscriba en un registro público. Este registro solo existe en los ayuntamientos, pero estos no están obligados a tenerlo. En cambio, la normativa comunitaria sólo reconoce el derecho a obtener la tarjeta de familiar de comunitario a aquellas parejas que figuran inscritas en un registro público. Así, las personas que siendo pareja figuren empadronadas en un Ayuntamiento en el que no exista ese registro no podrán solicitar la tarjeta de familiar de comunitario.

Ese problema se plantea en muy pocos municipios catalanes, pues la mayoría disponen del registro al que nos estamos refiriendo. Quizá su confusión venga porque el pasado mes de diciembre la ciudad de Barcelona decidió suprimir aquel registro, por lo que si usted y su pareja están empadronados en esa ciudad, desgraciadamente, no podrá tramitar la residencia por esa vía.

 

.-Mi novia lleva casi dos años en España, pero no tiene documentación, ¿si me caso con ella le concederían la residencia?

El que su novia consiga la autorización de residencia después de que ustedes hayan contraído matrimonio dependerá de la nacionalidad que usted tenga.

Si usted tiene nacionalidad española o de un país de la Unión Europea, efectivamente tras el matrimonio su esposa podrá, de manera inmediata, solicitar la tarjeta de familiar de comunitario.

Si por el contrario usted es nacional extracomunitario para que su esposa pueda obtener la residencia deberán tramitar un expediente de reagrupación familiar el cual exigirá que su esposa se traslade a su país de origen a fin de solicitar el correspondiente visado ante el Consulado Español.

Otra opción, teniendo en cuenta que su novia ya lleva casi dos años en nuestro país y que el expediente matrimonial puede demorarse varios meses, es la de que ella solicite la residencia por arraigo cuando cumpla tres años de permanencia en España. En ese momento si ella no dispone de un contrato de trabajo podría solicitar el arraigo con exención de contrato justificando los medios económicos de usted y probando que son suficientes para el mantenimiento de ambos.

 

.- Vine por reagrupación familiar y tengo que renovar la residencia. Mi duda es si necesito algún documento de mi esposo pues en estos momentos estamos separados y no creo que me ayude.

Sí, para renovar va a necesitar, entre otros documentos, la residencia de su marido, el contrato de trabajo y las nóminas del mismo y, en el supuesto de que la vivienda en la que habiten no sea la misma que sirvió en su día para realizar la reagrupación familiar, un nuevo informe de vivienda.

Para el caso de que el no esté dispuesto a facilitarle la documentación una opción que tiene es la de solicitar una autorización de residencia independiente, si bien para ello es preciso que cuente con un contrato de trabajo de, al menos, un año de duración.