Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

PROCEDIMIENTO DE EXPULSIÓN II: RECOMENDACIONES

07-02-2013

Anteriormente hemos explicado cuándo puede iniciársele a un extranjero un procedimiento de expulsión. En este nuevo artículo os daremos unas breves recomendaciones con el fin de evitar el peor final, es decir, que la persona sea expulsada a su país.

En primer lugar es muy importante señalar que cuando la Policía detiene por vez primera a un extranjero que su único “delito” es encontrase irregularmente en España éste ha de estar tranquilo en todo momento, aunque sea una situación nueva para él. Asimismo siempre deberá llevar consigo su pasaporte original ya que el extranjero ha de estar siempre identificado y deberá mostrarlo cuando le sea requerido. Además hemos de decir que en algunas ocasiones lo que la Policía está buscando es a una determinada persona y el hecho de no estar identificado puede aumentar las posibilidades de ser detenido.  También deberá facilitar su domicilio dando la dirección exacta ya que sería mucho peor decir que no recuerda dónde vive. Así pues,  lo más probable será que, si al extranjero no le consta ningún tipo de antecedente penal ni detención previa, éste quede en libertad en unas horas después de que la Policía le haya incoado el correspondiente procedimiento sancionador. Recordad, tal y como explicamos en el anterior artículo, que el hecho de encontrarse en España en situación irregular, en principio, ha de ser sancionado con una multa de 501€ a 10.000€ y por tanto si es sancionado con la expulsión dicha resolución ha de estar debidamente motivada. Es decir, han de especificar  el por qué resuelven que éste sea expulsado. Sí que hay determinados elementos que pueden dar lugar a que sea sancionado con expulsión y no con una multa pecuniaria como el hecho de que el extranjero no portara su pasaporte en el momento de su detención, que no tenga domicilio fijo y conocido y que consideren que no acredita arraigo.

Resaltar que la Policía será quién inicie el procedimiento sancionador pero quién lo resuelva será la correspondiente Oficina de Extranjería de la provincia donde haya sido detenida la persona y no siempre tomará la misma decisión que haya propuesto la Policía. Por ello será de suma importancia que el extranjero, en el momento de su detención, facilite a la Policía el nombre de un abogado de confianza que conozca su caso para que le asista en Comisaría.

Además deberán presentarse las correspondientes alegaciones contra el inicio del expediente sancionador debiendo aportar las pruebas pertinentes para acreditar la integración en España del ciudadano extranjero. Es decir, probar, en su caso, que éste está arraigado en nuestro país aportando, por ejemplo, qué familia tiene; posibilidad de tener un contrato de trabajo cuando regularice su situación; que está empadronado;  cursos que haya realizado, entre otras.

En el caso de que, a pesar de todo ello, éste sea sancionado con la expulsión recordad que es conveniente presentar todos aquellos recursos que la ley nos permite con el fin de que dicha expulsión no sea ejecutada.

 

Irene Subero del Salvador
Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados