Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

MENORES ESPAÑOLES QUE VIAJAN A OTRO PAÍS, ¿QUÉ TENEMOS QUE TENER EN CUENTA?

02-05-13

Viajar con un menor de edad que ostenta la nacionalidad española a otro país exige llevar documentos que pueden variar según el destino y medio de transporte que se elijan.

Aparte de los preparativos y precauciones habituales que requieren las salidas con niños resultará esencial llevar toda la documentación necesaria y asegurarse de que ésta está en

vigor ya que no disponer de la misma puede ocasionar la denegación del embarque y del ingreso en otro país.

Para evitar este contratiempo, que por desgracia sufren  decenas de familias cada año, conviene informarse con antelación debido a que algunos trámites pueden tardar varias semanas.

Aunque hay unas directrices básicas, las empresas de transporte de pasajeros funcionan de manera independiente y algunas pueden solicitar hacer trámites complementarios respecto a otra compañía. También varían las exigencias de los distintos países de destino y dependerá en función de la relación que tenga el menor con el adulto que le acompaña en el viaje. Las variables son muchas y pueden darse situaciones puntuales complejas por eso es aconsejable acudir a un profesional para que le asesore.

Los documentos imprescindibles cuando se viaja con un menor español son:

  1. DNI: Toda persona mayor de 14 años está obligada  a ser titular de su Documento Nacional de Identidad. Los niños menores de esa edad no estarán obligados pero en muchas  compañías aéreas lo requieren. Este es válido para desplazarse dentro de España y, también, a cualquier destino de la Unión Europea.
  2. PASAPORTE: Habilita a su titular a viajar a todos los países del mundo. No obstante en algunos supuestos por sí solo no bastará ya que deberá solicitarse un visado de turista (si el motivo del viaje es este)
  3. AUTORIZACIONES ESPECIALES: La expedición  del pasaporte de un menor (siempre en compañía de sus padres o tutores legales) lleva implícito  el consentimiento de los adultos para que ese niño pueda viajar pero no estará de más presentar una autorización expresa para ello (estos documentos se obtienen en las Comisarías de Policía, juzgados y notarías).  Es especialmente necesario cuando el menor va a viajar solo o a cargo de otras personas que no sean sus padres. O bien cuando estos estén divorciados y viaje solo con uno de ellos al extranjero.
  4. LIBRO DE FAMILIA: Si viaja con sus padres es aconsejable que lleven el Libro de Familia. Normalmente es necesario para realizar la tramitación de otros documentos puesto que, al no incluir fotografías del niño, no se considera válido como documento de identificación. Sin embargo, es un elemento más que prueba la relación de consanguinidad.

Una vez que los menores han llegado al país de destino sería  conveniente diferenciar entre los que se van a quedar de forma ocasional o aquellos que van a residir de manera permanente. Muchos de los niños españoles que viajan no tienen doble nacionalidad y tendrán que hacer una serie de trámites posteriores para poder permanecer de manera legal  en el lugar de destino.

Nuestro Código Civil exige a los menores que ostenten la nacionalidad española y que residan en el extranjero que, al alcanzar la mayoría de edad o se emancipen, declaren su voluntad de querer seguir siendo españoles. Se fija un plazo de 3 años para formalizar dicha manifestación y se hará ante el Cónsul español del país de residencia. El hecho de no hacerla puede ocasionar la pérdida de la nacionalidad española.

Esperamos que con este artículo hayamos resuelto muchas dudas que surgen cuando se toma la decisión de que un menor viaje a otro país, ya sea solo de vacaciones o bien de manera permanente. En el caso de que tengan alguna otra no duden en ponerse en contacto con nosotros.

 Montse Rodríguez Marín

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados