Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA: DENEGACIÓN Y RECURSOS

15-05-13

Los motivos más comunes de denegación de las solicitudes de nacionalidad española  por residencia son tres: 

  • No acreditar buena conducta cívica:

Se trata de la presencia de antecedentes penales o policiales; o la no presentación del certificado de antecedentes penales del país de origen.

  • No justificar el conocimiento de la lengua española, o el desconocimiento de las instituciones básicas del Estado, y falta de integración en la cultura y modo de vida de España.

Aquí juega un papel importantísimo la audiencia reservada con el interesado. Un informe desfavorable del Juez encargado del Registro Civil que tramita nuestro expediente es casi una denegación segura.

  • No acreditar la residencia legal, continuada y efectiva, en el momento inmediatamente anterior a la solicitud.

Para este supuesto nos podemos encontrar con varias situaciones como el hecho de haber tenido interrupciones entre nuestras autorizaciones de residencia; no residir de forma habitual en España; haber presentado antes de tiempo la solicitud de nacionalidad o haber contado como tiempo de residencia legal nuestra estancia como estudiante o solicitante de asilo.

Recordemos que es el interesado el que debe probar que cumple con estos requisitos.

Si nos han denegado nuestra solicitud disponemos del plazo de un mes para presentar un recurso de reposición, o de dos meses para presentar uno contencioso-administrativo.

Estos empezarán a contar desde el día en que nos han notificado formalmente la resolución denegatoria, no desde la fecha en que se ha dictado la misma.

Es recomendable hacer el primero de los recursos que os hemos indicado, aunque sea potestativo, ya que si este es desestimado tendremos la puerta abierta para interponer el segundo.

  • El recurso de reposición será resuelto por el mismo organismo que ha dictado la resolución que recurrimos, en este caso la Dirección General de los Registros y del Notariado; y la respuesta puede demorar entre seis meses y un año.
  • El recurso contencioso-administrativo lo resolverá la Audiencia Nacional, y en última instancia el Tribunal Supremo. Estos precisan de la intervención de procurador y abogado. El tiempo de resolución puede demorarse varios años si hay que acudir a las dos instancias judiciales.

Pese a que para la interposición del recurso de reposición no es necesario contar con un abogado, es muy recomendable tener un profesional que nos ayude con la elaboración del mismo puesto que éste conoce las normas y la jurisprudencia adecuada para defender nuestros intereses. En nuestro despacho llevamos años haciéndolo por lo que si quiere cualquier aclaración al respecto no dude en planteárnosla.

Elvira Rodríguez Marín

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados