Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

ADQUISICIÓN DE LA NACIONALIDAD POR RESIDENCIA. ¿DEBO RENUNCIAR A MI NACIONALIDAD DE ORIGEN?

25-03-2014

En este tipo de expediente el interesado solicita que le sea otorgada la nacionalidad española por cumplir unos requisitos legalmente establecidos. Es decir, ha de acreditar:

  • Su residencia legal y continuada en territorio español durante un determinado espacio de tiempo.
  • Haber tenido una buena conducta cívica.
  • Tener un suficiente grado de integración en la sociedad española.

En el supuesto de acreditar estos extremos nuestra solicitud será resuelta de manera favorable, pero deberemos prestar juramento o promesa de fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes (en el caso de mayores de 14 años) así como renunciar a nuestra anterior nacionalidad. Esta renuncia no es obligatoria para los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal, o los sefardíes. El resto de personas deberán, por imperativo de la ley española, renunciar a su nacionalidad de origen.

En estos supuestos, para nuestras autoridades la persona será solo española, no pudiendo utilizar la nacionalidad a la que ha renunciado. Cosa distinta es la valoración jurídica que haga de este hecho el Estado al que pertenece el ciudadano nacionalizado.

De manera general, los países son soberanos y no permiten injerencias extranjeras en lo relativo a la pérdida de nacionalidad de sus ciudadanos. Por ello deberemos ver en el caso concreto qué dice la legislación de ese país en materia de nacionalidad.

La realidad es que, pese a que España obliga a hacer la renuncia, virtualmente los nacionalizados de los países que no tienen convenios de doble nacionalidad con nuestro país mantienen las dos nacionalidades ya que no existe comunicación de este hecho entre ambos Estados.

Elvira Rodríguez Marín

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados