Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

EL VISADO DE ORO

02-07-2014

Debido una situación complicada en el mercado inmobiliario y a que uno de los objetivos de la nueva  Ley de Apoyo a los Emprendedores es animar la adquisición de la propiedad inmobiliaria,  no es de extrañar que a partir de su entrada en vigor se haya destacado la posibilidad de obtener un visado para inversores, tras adquirir inmuebles en España por un valor superior a 500.000€.

 

No obstante, la nueva ley no solo promueve  la inversión inmobiliaria, sino que prevé diversas formas de realizar la inversión o iniciar una actividad empresarial y lo que es más importante, no sustituye, si no, complementa las autorizaciones de residencia  previstas en la normativa de extranjería.

Por ello, los abogados del despacho remarcamos que lo primordial es conocer los objetivos del cliente, para poder ofrecerle la mejor alternativa y a pesar de que el visado de residencia para inversores suponga numerosas ventajas, no debemos olvidarnos del resto de las posibilidades previstas la normativa española ya que, en ocasiones, pueden adaptarse mejor a las necesidades del cliente.

[A efectos de facilitar la comprensión de las opciones existentes y sus posibles ventajas para cada situación] 

Ley de emprendedores – mucho más que inmuebles.

La nueva ley facilita la entrada y residencia  a Inversores, Emprendedores, profesionales altamente cualificados, Investigadores y a los trabajadores que efectúen movimientos intra-empresariales y a sus cónyuges e hijos menores de 18 años[…].

El visado de residencia para inversores se puede solicitar por quienes hayan realizado una inversión significativa de capital. Inversión que  muchos confunden con mera adquisición de inmuebles.  Realmente se trata de un concepto más amplio:

Por una parte, efectivamente se prevé la opción de invertir  2 millones en la deuda pública, al menos un millón en acciones o participaciones de sociedades españolas o depósitos bancarios o adquirir  inmuebles por un valor igual o superior a 500.000.

No obstante, se prevé también la posibilidad de crear un proyecto empresarial de interés general. De modo que una inversión significativa puede ser también un proyecto que suponga creación de puestos de trabajo, una inversión con impacto socioeconómico en el ámbito geográfico en el que se vaya a desarrollar  o incluso un proyecto que  conlleve una aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica, sin que sea imprescindible invertir los importes indicados anteriormente.

Es importante destacar también la figura del visado de estancia para los emprendedores, relevante para aquellos quienes deseen iniciar en España una actividad innovadora con especial interés económico para el país. Se trata de un visado que permite  a los emprendedores a permanecer en España durante un año, para realizar trámites previos, necesarios para su futura actividad emprendedora y posteriormente, si el proyecto realmente se inicia, ofrece la posibilidad de solicitar la residencia.

Figuras similares reguladas en la ley de extranjería

NO LUCRATIVA

Sigue siendo una opción válida para aquellos extranjeros quienes desean residir en España, sin realizar actividad laboral, pero, no están dispuestos a realizar inversiones significativas en la economía española.

Es relevante hacer constar que los requisitos de la residencia para inversores son muy similares a los de la no lucrativa, con el requisito añadido de tener que demostrar una inversión en los términos expuestos.

Sin embargo, pese a la similitud, existen una serie de diferencias significativas, que pueden hacer decantarse por una u otra opción:

La residencia no lucrativa, a diferencia de la residencia para inversores, no permite realizar actividades remuneradas, de modo que, al menos inicialmente, el titular de una no lucrativa podría ser dueño de un negocio, pero, no podría trabajar en éste.

Otro requisito que subsiste en la no lucrativa pero fue eliminado de la residencia para inversores es la necesidad de residencia efectiva por más de 6 meses, para poder renovarla. Ello supone una desventaja, ya que no permite ausentarse de España por un periodo superior a 6 meses, y supone la adquisición del estatus de residente fiscal en España, con las obligaciones que ello conlleva.

Es recomendable por lo tanto la residencia para inversores, para quienes desea obtener la opción de viajar libremente a España, sin limites de entradas ni un control de estancia, pudiendo permanecer en España el tiempo que deseen, con la opción de optar, en un futuro, a una residencia de larga duración e incluso a la Nacionalidad.

Por otra parte, quienes se hayan decidido a trasladar su residencia al territorio Español y dispone de suficientes recursos económicos para financiar su residencia en España sin realizar actividades remuneradas y sin embargo, no desea realizar una inversión significativa, puede optar por tramitar una residencia no lucrativa.

Mijail Honcharenko

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados