Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

LA PROTECCIÓN SUBSIDIARIA EN LA SOLICITUD DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL

07-09-2015

El derecho de asilo se concede a los refugiados. Como tal se considera a aquél que tenga un temor fundado a ser perseguido en su país por motivos de raza; religión; nacionalidad; opiniones políticas; pertenencia a un determinado grupo social, de género u orientación sexual, siendo que su país no puede brindarle protección y precisa que sea otro el que lo haga. Ahora bien, es posible que un extranjero no sea considerado un refugiado por no cumplir con los requisitos exigidos pero que no pueda regresar a su país de origen por existir motivos fundados de que su regreso suponga un riesgo real de sufrir unos daños concretos. En tal caso se le podría conceder protección subsidiaria. Dichos daños en el supuesto de regresar a su país y que deberán poderse probar son: Que pudiera ser condenado a pena de muerte, tortura o tratos inhumanos o degradantes o amenazas graves contra la vida o la integridad como consecuencia de situaciones de violencia indiscriminada. En la presentación de la solicitud de protección internacional se valoran ambas situaciones posibles por parte de las autoridades españolas. La concesión del derecho de asilo o de la protección subsidiaria implicará el reconocimiento de los derechos establecidos en la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, en la normativa vigente en materia de extranjería e inmigración, así como en la normativa de la Unión Europea.

Si te encuentras en una situación similar ponte en contacto con uno de nuestros abogados.

Victoria Viñamata

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados