Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

EUROPA Y LA CRISIS MIGRATORIA

18-02-2016

La crisis migratoria empieza a ser un tema fundamental a tratar en Europa. Hasta hace relativamente poco, la misma España se quejaba de que no se venía haciendo nada ante las problemáticas que surgían en puntos clave como Ceuta, Melilla o las Islas Canarias con relación a las personas que intentaban entrar en el territorio español a través de esos puntos. Europa no terminaba de implicarse a fondo en la cuestión, siendo que el primer impacto recaía en países cuya fuerza dentro de la UE no era suficiente como para hacer de dicha problemática un tema de primer orden. Los acontecimientos sucedidos últimamente hacen que Europa se plantee profundamente el modo de cómo hacer frente a esta situación.

En este sentido, el Colegio de Comisarios ha debatido y ha examinado las medidas adoptadas en 2015 y las iniciativas que se presentarán durante la primavera de 2016 con relación a la crisis de los refugiados. Muy interesante es, a nuestro modo de ver, la declaración llevada a cabo por el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, que dice lo siguiente: «Solo podremos superar esta crisis juntos. En 2016 debemos ver resultados claros y tangibles en el control de los flujos irregulares y de nuestras fronteras, ya desde las próximas semanas y meses. Para que ello sea posible, la UE en su conjunto debe redoblar sus esfuerzos; deben adoptarse las propuestas presentadas por la Comisión y aplicarse plenamente las estrategias acordadas en 2015. Tenemos que garantizar que los puntos críticos sean plenamente operativos y que se registre y tome las huellas dactilares a las personas que lleguen, sin olvidar los desplazamientos secundarios. Debemos poner en marcha el sistema de reubicación y hacer retornar a las personas que no tengan derecho a quedarse. También debemos cooperar mejorar con los terceros países para abordar las causas profundas y atajar el flujo migratorio, además de mejorar el retorno y la readmisión. En 2016, Schengen tiene que volver a funcionar normalmente y, para ello, debemos velar por que los Estados miembros no sientan la necesidad de introducir o prolongar los controles en las fronteras interiores. La Comisión hará todo lo que sea necesario para ello. Además, vamos a proponer ideas con visión de futuro y medidas audaces para garantizar la perdurabilidad del sistema de asilo y ayudar a gestionar los flujos migratorios de manera sostenible».

El reto es importante, el momento histórico también. No es solamente salvaguardar Europa poniendo vallas y muros sino ir más allá y plantearse qué sucede y qué implicaciones tenemos para que tantas personas se desplacen en busca de una vida digna. Cómo ser capaces de que los derechos en Europa no se vean mutilados y a la vez lograr una conciencia social de la problemática exterior existente, con la debida implicación por parte de todos los Estados miembros. Así pues, entendemos que con esos dos varemos se debe seguir trabajando.

Victoria Viñamata

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados