Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

LOS JUZGADOS DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO DE BARCELONA CONTINÚAN DÁNDONOS LA RAZÓN

25-04-2017

Los juzgados siguen dándonos la razón a la hora de resolver demandas presentadas con relación a las solicitudes de tarjetas de residencia de familiares de ciudadanos de la Unión en casos de ascendientes y de hijos mayores de 21 años. Esta semana nos ha sido notificada una interesante sentencia de un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Barcelona en la que el juzgador condena a la Oficina de Extranjería y señala que debe conceder la tarjeta de residencia de familiar de un ciudadano de la Unión a la interesada.

Entendemos que lo que no procede es la actuación que lleva a cabo la Oficina de Extranjería de Barcelona de un tiempo a esta parte ya que viene denegando sistemáticamente las solicitudes de tarjeta de familiar de la UE en estos dos supuestos (ascendientes e hijos mayores de 21 años). Da igual si la persona ha entrado con visado o no; si hay pruebas que justifiquen la dependencia o no; la edad que tengan, etc. En estos supuestos es tal el desbarajuste generalizado que, en muchos casos, nos encontramos con situaciones que, por ejemplo, los Consulados de España han emitido un visado en el que han valorado para ello la dependencia económica entre el familiar y el ciudadano español y que, una vez está aquí la persona ve denegada su solicitud de tarjeta de residencia, Por ello, los juzgados de lo Contencioso-Administrativo están aprobando todas nuestras demandas. 

Es vergonzoso que se siga dando en la actualidad una descoordinación semejante entre las distintas Administraciones puesto que, finalmente, es esta actuación la que hace que muchas personas se queden en España sin poder obtener ningún tipo de tarjeta de residencia a pesar de que el Consulado de España correspondiente ha entendido que sí que cumplía con los requisitos en cuanto a la necesidad de probar su dependencia respecto al ciudadano de la Unión.

Esperemos que poco a poco la actuación de los diferentes juzgados y Tribunales lleve a ver resoluciones de la Oficina de Extranjería verdaderamente motivadas, en las que entren a valorar caso por caso la dependencia con el familiar comunitario; en las que se valore la edad del solicitante; su situación real. Hay que luchar por una Administración que permita el desarrollo de los ciudadanos y no que ponga trabas y cortapisas a aquellos que cumplen con los requisitos para vivir en España junto a sus familiares.

Victoria Viñamata

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados