Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

ÚLTIMAS NOVEDADES EN MATERIA DE DESAHUCIOS

18-01-2013

Las últimas novedades en materia de desahucios - lanzamientos dentro del  ámbito de la ejecución hipotecaria – vienen determinadas por la aprobación por el Gobierno, el pasado 15 de noviembre, del  “Real Decreto- Ley 27/2012, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios”, que entró en vigor el 16 de noviembre del 2012.

La norma de referencia está dirigida  a permitir la suspensión inmediata y por un plazo de dos años de los desahucios realizados a familias que se encuentren en especial riesgo de exclusión social. Sin embargo, el referido Real Decreto omite cualquier pronunciamiento  respecto  al tema de la ejecución dineraria posterior a la adjudicación del piso hipotecado a favor de la  entidad acreedora; no dice nada respecto a la condonación del saldo pendiente a favor de la entidad de crédito.

El ámbito de aplicación de esta norma, va dirigido a determinados colectivos (familias numerosas, monoparentales con dos hijos a cargo, familias de las que forme parte un menor de 3 años o en las que alguno de sus miembros tenga declarada una discapacidad superior al 33%, también en las que el deudor hipotecario se encuentre en situación de desempleo y haya agotado las prestaciones por desempleo o en aquellas en las que exista una víctima de violencia de género), que además se deben encontrar en unas circunstancias económicas concretas.

Circunstancias económicas que deben reunir:

  1. Que el conjunto de los ingresos de la unidad familiar no supere el límite de 3 veces el IPREM.(IPREM 2012: 532,51€ x 3 = 1.597,53€)
  2. Que la cuota hipotecaria sea superior al 50% de los ingresos netos que perciba en conjunto la unidad familiar. La norma se refiere al conjunto de los ingresos de la unidad familiar, no sólo a los ingresos de los deudores hipotecarios.
  3. Que se trate de un préstamo o crédito garantizado con hipoteca que recaiga sobre la única vivienda propiedad del deudor y concedido para la adquisición de la misma.
  4. Que en los 4 años anteriores a la solicitud, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de las circunstancias económicas. La misma norma señala, que este requisito se produce cuando el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,5.

 

Claudia Teresa Dioses Velásquez
Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados