Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

SER AVALISTA, ¿QUÉ SUPONE?

03-06-2014

Empezaremos diciendo que la figura del “avalista” no viene reconocida como tal en el Código Civil vigente, sino que ésta viene recogida bajo el nombre de “fiador”, en sus artículos 1822 y siguientes.

En cuanto a las repercusiones que tiene el hecho de adquirir la condición de avalista ya sea en un contrato de hipoteca; en solicitudes de créditos (no hipotecarios) a una entidad bancaria o en cualquier otro ámbito hemos de decir que es una opción arriesgada. Y lo es porque las obligaciones que hace suyas el avalista son muchas, y más gravosas, que la contraprestación que pueda percibir a cambio (salvo en el caso de que el avalista sea un banco), ya que normalmente no se obtiene ningún beneficio por el hecho de serlo.

Hay muchos tipos de fianzas o avales pero todas ellas tienen unas características comunes. Nos dice el Código Civil que “por la fianza se obliga uno a pagar o cumplir por un tercero, en el caso de no hacerlo éste.” Ésa es la esencia. Es decir, una persona asume la responsabilidad de pagar una deuda que no es suya. Lo hace bien porque recibe una contraprestación por ello, o bien para hacer un favor a la persona avalada.

Siendo este último caso el que se produce con mayor frecuencia en la realidad (se avala a un familiar, a un amigo, a los familiares de un amigo, que te lo pide como favor, etc.) suele ser común, desgraciadamente, que la adquisición de la cualidad de avalista, también suponga algún problema con el familiar, el amigo, o quien fuera el avalado cuando este último deja de poder pagar o deja de pagar y el avalista, de repente, se ve ante un precipicio. Si la deuda no se paga la consecuencia es que le reclamarán el importe de ésta llegando incluso al embargo y ejecución de sus bienes para hacer frente a dicha deuda avalada.

Así pues, no puedo sino recomendar que antes de otorgar cualquier aval acudan a consultar con un abogado los detalles específicos del caso concreto, no sea que por intentar hacerle un favor a alguien, avalándolo, terminen con un problema, y de los serios.

Enric Sánchez Graells

Equipo Jurídico Antonio Segura