Chinese (Simplified) English French Romanian Russian

LA GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA ES INCOMPATIBLE CON LA CONDENA DE UNO DE LOS CÓNYUGES POR UN DELITO DE AMENAZAS EN EL ÁMBITO FAMILIAR

21-02-2016

Hace unos días el Tribunal Supremo dictó una sentencia por la que establecía que la guarda y custodia compartida resulta incompatible con la condena de uno de los cónyuges por un delito de amenazas en el ámbito familiar. Para acordar el régimen de guarda y custodia compartida es necesario que entre los padres exista una relación de mutuo respeto en sus relaciones personales que permita de actitudes y conductas que beneficien al menor, que no perturben su desarrollo emocional y que, pese a la ruptura afectiva de los progenitores, se mantenga la armonía familiar.

Una cosa es la lógica conflictividad que puede existir entre los progenitores como consecuencia de la ruptura y otra, muy distinta, es que ese conflicto termine en condena por un delito de violencia de género que aparta al padre del entorno familiar y de la comunicación con la madre, lo que va a imposibilitar el ejercicio compartido de la función parental adecuado al interés de sus hijos.

No se establece la guarda y custodia conjunta cuando cualquiera de los padres está incurso en un proceso penal incoado por atentar contra la vida física, la libertad, la integridad moral o la libertad o indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de los padres y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica. 

Infórmate con uno de nuestros abogados.

Marta Segura

Equipo Jurídico Antonio Segura Abogados